leccionesuvinet.org

LECCIÓN   2.2 

¿Cómo se puede aprender a aprender?


Ya vimos que el aprender radica en el cerebro y que el cerebro cambia cuando aprende algo nuevo.

Ahora vamos a descubrir cómo se aprende algo nuevo que todavía no está en el cerebro. Es  decir cómo se almancena el conocimiento.

Se aprende mediante la asociación de ideas, por el ambiente que nos rodea, por los estímulos simultáneos, por la imitación de modelos, por las analogías y por las metáforas.

Para aprender se hace uso de la memoria, del lenguaje, de la solución de problemas, de las imágenes, de la deducción y de la inducción.

Cuando se quiere aprender algo, la persona se ubica de forma adecuada frente a lo que se quiere aprender.

Luego interpreta, asimila y retiene lo aprendido en el cerebro, para expresarlo cuando lo desee o cuando las circunstancias lo reclamen.

Para aprender se requiere tiempo, motivación, interés y mucho esfuerzo, para labrar en el cerebro ese nuevo conocimiento.

Lo desconocido aburre, produce miedo y anciedad. 

El cerebro no quiere ser tocado por el nuevo saber, es decir por el nuevo conocimiento, el cual se logra mediante el aprendizaje.

Asi que la persona, lucha para aprender y debe discenir qué es lo que le conviene aprender. Porque después de tanto batallar, lo aprendido debería serle útil en la vida cotidiana.

Se aprende de las cosas, de los acontecimientos y de las personas.   

Por eso, hay que aprender a aprender. Jesús, siendo el Maestro de maestros tuvo que aprender. 

Jesús es modelo de discípulo: "Yo no hago nada por mi cuenta, sino que digo únicamente lo que el Padre me enseñó" (Juan 8:28).

Además, desde muy temprana edad buscaba aprender: "Tres días después, por fin lo encontraron en el templo, sentado entre los maestros religiosos, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Todos los que lo oían quedaban asombrados de su entendimiento y de sus respuestas" (Lucas 2:46-47).
 
Por Jesús, entendemos que para aprender hay que cultivar el hábito de escuchar, y hay que desarrollar el arte de hacer preguntas apropiadas y sustanciales.
 
Jesús nació en el mundo de la colonización romana, caracterizado por la legislación y el derecho. Como también por la valoración de la arquitectura de maravillosas construcciones y la edificación de caminos, puentes, acueductos y medios de comunicación.
 
Pero, Nazareth, como otros pueblos de Galilea, en cultura, idioma y pensamiento había sido influenciado por el razonamiento y el genio del conocimiento que alcanzaron los griegos.
 
Jesús, como otras personas, fueron aprendiendo que había que aprender.Y se aprendía cuando se aprendía a hacer preguntas, cuando se aprendía a escuchar respustas y cuando se aprendía a admirar el mundo circundante.
 
Cada día Jesús fue aprendiendo más: "Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en el favor de Dios y de toda la gente" (Lucas 2:52).

Jesus también es modelo de Maestro, pues enseñaba todo el tiempo: ¿Por qué no me arrestaron en el templo? Estuve enseñando allí todos los días (Mateo 26:55).

Pero, no sólo enseñaba en el templo: "Jesús viajó por toda la región de Galilea enseñando en las sinagogas..." (Mateo 4:23).

Jesús tenía discípulos y les invitaba a que aprendieran: "Ven y sígueme" (Mateo 19:21), "vayan y evangelicen... enseñándoles" (Mateo 28:19), "Yo estaré con ustedes siempre" (Mateo 28:20).

¿Cómo podemos imitar a Jesús? En la próxima lección sabremos cómo aprender de Jesús Maestro. Presente el siguiente examen:


Tercer Examen:

¿Que hay que hacer para aprender?
 
Opción 1 Hay que hacer el esfuerzo y tener constancia y disciplina.
Opción 2 El ser humano nace aprendido, sólo debe practicar.
Opción 3 Hay que ir a la escuela y aprender de todo lo enseñable. 
Opción 4 Todas las anteriores respuestas son correctas.