leccionesuvinet.org

LECCIÓN   1.12

El compañerismo como medio de gracia.


Cuando el nuevo creyente empieza a mantener una relación cercana con otros creyentes le ayuda a crecer en la fe.

La comunión unos con otros es el signo visible de la presencia de Dios en medio de su iglesia. 

Esa era la experiencia de los primeros cristianos: "lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo" (1 Juan 1:3).

Uno de los aspectos más importantes para el crecimiento espiritual de una persona es contar con buenos compañeros en el contacto interpersonal en la iglesia local.

¿Por qué Jesús estableció la iglesia?

Por el compañerismo activo que debían haber entre los creyentes, para tener un crecimiento saludable y un entusiasmo permanente.

El mantener un compañerismo vivo es una petición suprema que nos hace la Sagrada Escritura:

"Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca" (Hebreos 10:25).

Además, el compañerismo ayuda a mantener una fuerza constante de poder, por las cualidades y los talentos de cada creyente.

Cada creyente debe poner en común sus dones y saber el carisma que Dios le ha dado para que trabaje en su propio ministerio.

En Efesios 4:11-13 encontramos tres aspectos fundamentales: 

1. El ministerio: "Ahora bien, Cristo dio los siguientes dones a la iglesia: los apóstoles, los profetas, los evangelistas, y los pastores y maestros"

2. La responsabilidad: "Ellos tienen la responsabilidad de preparar al pueblo de Dios para que lleve a cabo la obra de Dios y edifique la iglesia, es decir, el cuerpo de Cristo".

3. La madurez: "Ese proceso continuará hasta que todos alcancemos tal unidad en nuestra fe y conocimiento del Hijo de Dios que seamos maduros en el Señor, es decir, hasta que lleguemos a la plena y completa medida de Cristo".
 
Si valoramos el anterior proceso resulta lo que dice Efesios 4:14-16:
 
1. Entonces ya no seremos inmaduros como los niños. No seremos arrastrados de un lado a otro ni empujados por cualquier corriente de nuevas enseñanzas. 

2. No nos dejaremos llevar por personas que intenten engañarnos con mentiras tan hábiles que parezcan la verdad. 

3. En cambio, hablaremos la verdad con amor y así creceremos en todo sentido hasta parecernos más y más a Cristo, quien es la cabeza de su cuerpo, que es la iglesia. 

4. Cristo hace que todo el cuerpo encaje perfectamente. Y cada parte, al cumplir con su función específica, ayuda a que las demás se desarrollen, y entonces todo el cuerpo crece y está sano y lleno de amor. 
 
Si ya siente arder su corazón pase a la siguiente lección, después del examen.


Décimo tercer Examen: 

¿En qué aspecto el compañerismo es un medio de gracia?
 
Opción 1  Es un tiempo de relaciones sociales con amigos.
Opción 2  Es el momento cuando se escucha la predicación.
Opción 3  Es el signo visible y tangible de la presencia de Dios.
Opción 4  Es donde se encuentras personas que ayudan a los otros.